3 de julio de 2011

Honestidad emocional

Entrevistamos a Laura Ponce, autora de “Paulina”, cuento que integra Más Acá. Antología del género fantástico argentino. Un cruce breve, para no entretenerlos demasiado, pero sumamente interesante, creemos, para pensar un poco más la ciencia ficción de nuestro país desde una de sus voces más actuales y comprometidas con el género.

¿Por qué escribís ciencia ficción?

Me parece un género increíblemente rico en posibilidades y recursos, permite abordar temas de gran complejidad y sentido. Además requiere —por lo menos para mí, que no tengo formación técnica ni científica— trabajo de investigación, y ese grado extra de desafío me resulta estimulante.

¿Qué pensás del desarrollo de la ciencia ficción en América Latina y, en particular, en Argentina?

Creo que, como todo producto cultural, lleva la impronta del pueblo que la genera y lo representa de alguna manera. La CF latinoamericana tiene características diferentes a la anglosajona, pero lo mismo podría decirse de la CF rusa o japonesa, y la CF argentina tiene una marcada identidad que para mí tiene que ver con el fantástico rioplatense.
Por supuesto no es ajena a los procesos históricos y culturales de la región y a la búsqueda de identidad.
Probablemente buena parte de lo que se produjo en el siglo pasado estuvo muy influido por la lectura de traducciones, que mucho se debe a cuestionables decisiones editoriales —qué se publicaba, cómo se distribuía, a qué precio— y termina construyendo un círculo vicioso —si quiero que me publiquen tengo que escribir así—, fomentando la falsa noción de que eso y sólo eso es ciencia ficción.
Pero de a poco las condiciones políticas, económicas y tecnológicas, lo que conforma el contexto cultural en sí, fueron favoreciendo la difusión y creación de una literatura más propia, más basada en problemáticas, cuestionamientos y aspiraciones que nacen de nuestra realidad, y que se proyectan en la forma en que especulamos acerca del futuro. La expresión de eso es, naturalmente, la CF.

En una entrevista radial que te hicieron hace un par de años, hablás del punto de inflexión que significó en tu formación literaria leer a Borges. Sabemos lo que significa este autor para los escritores argentinos en general ¿También pensás que Borges es una influencia ineludible para los autores argentinos del género?

Uhm, no sé si “ineludible”... A mí me gusta mucho y lo reconozco como una de mis influencias, como una fuerza iniciática, pero creo que cada autor debe hacer sus propias elecciones para construir el estilo y la voz que realmente lo represente. Pareciera que existe cierta tendencia rupturista, que esa literatura tradicional, sacra durante tanto tiempo, debe negarse para poder construir lo nuevo (algo así como el freudiano matar a los padres, je), pero yo creo que tanto para elegir como para rechazar hay que conocer, por lo tanto le recomendaría a quien no lo ha leído que lo haga, y después decida.

Desde mi punto de vista, tus cuentos llevan la impronta de una sensibilidad distinta, podríamos decir “femenina”. ¿Vos creés que esto es así? ¿Es algo que buscás o surge solo?

A mí me cuestan mucho esas definiciones. No me gustan demasiado.
Escribo de una forma bastante natural, no busco que quede “femenino” ni “sensible”, ni que represente “la visión de la mujer”, pero sí quiero que mis historias posean honestidad emocional.

Siete de los ochos autores que integran Más Acá (vos incluida) tienen alrededor de cuarenta años. Y se me ocurren varios que no están presentes y se aproximan a dicha edad. ¿Podríamos hablar de cierta generación importante, por número y calidad, de escritores abocados al fantástico?

Sí, creo que sí. Y ahora que lo mencionás me vienen a la mente otros latinoamericanos que también estarían dentro de este grupo: Yoss, Sanchiz, Dobrinin, Juri. Probablemente tiene que ver con ese proceso regional del que te hablaba antes y con una suerte de recambio generacional. Si tal cosa existe, sería un orgullo y una alegría formar parte de ella :-)

Hablanos sobre tus proyectos, tanto de las revistas que dirigís como alguna otra cosa que estés planificando y nos quieras adelantar.

Bueno, en cuanto a Próxima, ya estamos en el tercer año de la revista, y siempre la vimos como un proceso abierto. Su propósito es generar un espacio de creación y difusión, y mi deseo es que siga creciendo y mejorando, llegando cada vez a mayor cantidad de gente, despertándoles o alimentándoles el interés por este tipo de narrativa y quienes la producen (escritores, ilustradores, historietistas, editores, etc).
El trabajo de edición me gusta mucho, se parece a armar un rompecabezas en que deben lucirse tanto las partes como el todo, y me da muchas satisfacciones, pero también quiero seguir escribiendo.
Mi idea es seguir trabajando en “Relatos de la Confederación” (una serie de cuentos que transcurren en el mismo universo; “cuentos espaciales”, por llamarlos de algún modo, que vengo escribiendo desde hace algunos años que han ido publicando en distintos sitios) pero también quiero explorar otras formas de la CF, donde las tramas se ubican en medios más reconocibles y cotidianos, en el futuro cercano; dentro de esa línea estaría “Paulina”, el cuento que se publica en esta antología.

Muchas gracias por tu tiempo.

Gracias a vos por el interés y por llevar a cabo este proyecto. Disculpame si me extendí demasiado en las respuestas, pero es un tema que me apasiona.

Laura Ponce


2 comentarios:

Fraga dijo...

Sí, sobre todo que no dejes de escribir!
Qué buena entrevista, me hubiera gustao más larga!

He tenido el privilegio de leer varios relatos de Laura, en verdad fenomenales!

: )

pd.- se les arrugó el blog, ya vieron?

: )

Letra Sudaca Ediciones dijo...

Sí, la verdad que daba para más, pero queremos mantener ese concepto de entrevistas cortas, como para que el lector cibernético se anime a serlo, nomás.

Y no teníamos presupuesto para papel mejor, qué va a ser, somos sudacas...

:)